LAS TERAPIAS DE SONIDO Y VIBRACIÓN

¿QUÉ ES UN BAÑO DE GONG?

La curación a través del sonido es una de las formas más antiguas de sanación utilizadas por el ser humano. Se utilizaba en las civilizaciones antiguas de China, Egipto, Grecia e India. Los Baños de Sonido han evolucionado a partir de este conocimiento y práctica hacia una amplia variedad de técnicas y terapias, una de las cuales incorpora el Gong como instrumento de producción de tonos y vibración.

¿CÓMO FUNCIONA UN BAÑO DE GONG?

Todo lo que tenemos a nuestro alrededor está vibrando a una determinada frecuencia, tanto si lo oímos como si no. Las frecuencias de sonido pueden afectarnos a nivel celular, ya que influyen en cómo nos sentimos y funcionamos. Las prácticas de sanación mediante el sonido como un baño de Gong utilizan la vibración y la frecuencia para ayudar a reducir el estrés, alterar la conciencia y crear una profunda sensación de paz y bienestar para una mejor salud.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE UN BAÑO DE GONG?

Mediante la entrega a estas frecuencias de sonido en un Baño de Gong en vivo se estimula la actividad celular del sistema nervioso, con innumerables e inmediatos efectos terapéuticos: relajación profunda, concentración, calma, recuperación de la energía, alivio de la ansiedad y el estrés, etc.

Las vibraciones sonoras emitidas por el Gong actúan despejando los canales de transporte dentro de la célula, facilitando el movimiento de la energía a través de la membrana celular. Un baño de Gong es una excelente oportunidad para parar, centrarse en la respiración, y reequilibrar el sistema nervioso. A medida que relajamos nuestro sistema nervioso la presión arterial y las hormonas de estrés disminuyen, permitiendo que el sistema inmunológico funcione más eficientemente.

  • Profunda relajación y mente despejada
  • Reducción inmediata del estrés y la ansiedad
  • Estimulación el sistema glandular y mejora de su función
  • Estimulación de la circulación
  • Equilibrio de la energía emocional
  • Regeneración de las neuronas y sus interconexiones
  • Regeneración del sistema nervioso
  • Apertura y alineación de los chakras
  • Fortalecimiento del sistema nervioso parasimpático

¿QUÉ HACE FALTA PARA DISFRUTAR DE UN BAÑO DE GONG?

Realmente no hace falta nada más que ropa cómoda y una esterilla, ya que el baño se recibe en la postura de Savasana. Es buena idea contar con una manta porque al estar quietos, tumbados, la temperatura del cuerpo desciende y es posible tener frío. No vayas esperando que pase nada concreto, una vez que tu cerebro sintonice con las vibraciones, tu cuerpo hará lo que necesite, relajarse, dormirse o incluso llorar ya que el sonido lo mueve todo, también las emociones.

«El gong es el primer y último instrumento para la mente humana, solo hay una cosa que puede reemplazar y dirigir la mente humana, el sonido del gong. Es el primer sonido del universo, el sonido que creó el universo. El sonido creativo primordial. Para la mente, el sonido del gong es padre y madre dando concepción. La mente no tiene poder para resistir un gong que es bien tocado», Yogi Bhajan.

Descubre los beneficios por ti mismo

Yoga Nidra, lo mejor en meditación, relajación y paz interior

Es una maravillosa práctica que nos lleva a un estado profundo de meditación, precedida de una relajación física auto inducida; que permite el descanso y soltar el control de las emociones y sentimientos en desarmonía, procurando un efecto de paz interior y absoluta relajación corporal.

Constituye una poderosa técnica de meditación que nos permite relajarnos en forma consciente, estado que se alcanza a medida que la consciencia se separa de lo sensorial y del sueño, permitiendo que la mente se aquiete y se convierta en un instrumento muy eficaz, vigoroso y poderoso; estado en el cual podemos obtener notables beneficios, optimizando nuestro cuerpo, mejorando la capacidad de concentración, ampliando los niveles de la memoria, aumentando el conocimiento, la creatividad y en definitiva, descubriendo nuestro potencial interior a través del “sueño psíquico” o “sueño consciente”.

¿Qué es el Yoga Nidra?

Es una técnica de relajación, sugestión mental y meditación profunda y consciente, que proviene de la antigua práctica tántrica Nyasa. Yoga Nindra Swami Satyananda Saraswati, haciendo honor al nombre de su desarrollador, quien las adecuó y actualizó, preservando su esencia pero eliminando los complicados rituales, de manera de poder adaptarlos a las necesidades de la era moderna, adaptándolas a nuestro tiempo.

El estado de relajación que se logra en el estilo Yoga Nidra aspira a que la consciencia se separe de la experiencia exterior, vivida a través de los órganos del cuerpo y sentidos, de forma tal, que la mente se tranquilice totalmente y se convierta en un poderoso medio para optimizar nuestro cuerpo físico, mejorar la capacidad de concentración, desarrollar la memoria, ampliar nuestra creatividad y en líneas generales, descubrir el gran potencial interior que yace en nosotros.

Constituye un procedimiento metódico, ordenado y consecuente , ideal para que logremos la relajación física, mental y emocional; mediante un estado onírico consciente, en el cual nuestra mente se coloca entre la vigilia y el sueño para que la conciencia trabaje en ambos niveles pero sin preferencia por alguno.

Es importante destacar, que es un estado de meditación muy difícil de lograr y de mantener, por lo tanto, habrá momentos en los cuales, nuestra consciencia querrá dirigirse al exterior a través de los sentidos, haciendo que nos despertemos y en otras ocasiones, estará deseosa de abrazar el sueño.

Con mucha práctica, lograremos que la conciencia aprenda a estabilizarse en lo que se denomina el estadio o nivel “Nidra”, que representa una fase de sueño consciente, en el cual nuestra mente se torna muy receptiva y la consciencia puede conectar con las dimensiones subconsciente e inconsciente, externa e interna, consintiendo que se pueda manifestar en nosotros todo el potencial que permanece adormecido en los niveles más profundos de nuestra mente.

Es una experiencia maravillosa que nos permite explorar nuestros espacios psíquicos, gracias al reconocimiento de nuestro mundo interior, permitiéndonos purificarlo de emociones y sentimientos insanos, preparándonos para reconocer nuestros problemas y poder hallar soluciones efectivas a los mismos, abriendo el camino hacia la paz y la felicidad. Es, en definitiva, un estilo de yoga para lograr nuestro crecimiento personal, mental, emocional y espiritual.

¿Qué significa Yoga Nidra?

Yoga Nidra significado: “Sueño Yóguico” o “sueño psíquico o consciente”, ya que su práctica es realmente un estado de sueño profundo pero a la vez consciente, en el cual, nuestra mente se presta para abandonar su permanente estado de vigilia para pasar a un nivel onírico profundo, pero consciente y reflexivo. Es un estado de sueño con plena lucidez, en el que la mente permanece en la frontera entre la vigilia y el sueño.
El Yoga Nidra es un estado de sueño profundo pero a la vez consciente

Beneficios Yoga Nidra

Permite aliviar las tensiones musculares, emocionales y mentales.
Ayuda a relajar la mente a efectos de moderar el los niveles de estrés y de ansiedad.
Contribuye a la sanación progresiva de los estados de depresión y desequilibrios nerviosos; así como el insomnio, algunos trastornos psicológicos y enfermedades psicosomáticas.
Permite el entrenamiento de la mente para mejorar la capacidad de memoria y de aprendizaje.
Incrementa los niveles de energía corporal.
Ayuda a sanar desequilibrios presentes en el sistema endocrino.
Ayuda a liberar memorias y recuerdos insanos reprimidos en nuestro subconsciente.
Optimiza nuestra creatividad
Permite la relajación de nuestro sistema muscular y la eliminación de contracturas y dolores físicos.
Ayuda al equilibrio del sistema nervioso y el aumento de la producción de endorfinas, que son las hormonas de la felicidad.
Reduce los niveles de inmunodepresores y cortisol.
Permite la reprogramación mental y la planificación de propuesta de objetivos.
Uno de los mayores beneficios del Yoga Nidra, es propiciar estados meditativos profundos.

¿Cómo es el Yoga Nidra?

Las técnicas Yoga Nidra o yoga del sueño, constituye una poderosa técnica heredada de la tradición Yoga Tantra, en la cual, se crea un estado alterado de conciencia que nos permite lograr una relajación y entrar a una fase de meditación profunda, que nos invita a penetrar en nuestro subconsciente, para purificarlo, iluminarlo y lograr identificar nuestras capacidades ocultas (Yoga Nidra reset), a objeto de encarar las situaciones cotidianas con herramientas efectivas para solucionarlas.

Aunque en su origen, el Yoga Nidra sueño consciente es netamente tántrico, es posible englobarlo en una de las ramas o fases de los Ocho Limbos del Yoga del sistema de codificación Raja Yoga, el cual es muy conocido en las prácticas Yóguicas de Patanjali, ya que algunas etapas se pueden identificar en la práctica de Nidra Yoga, como por ejemplo:

Pranayama: Materializada en el control de la respiración a través de ejercicios técnicos para dirigirla al Prana o fuerza de la energía vital de nuestro cuerpo.
Dharana: Que es la capacidad de concentración, ejercitación y desarrollo de nuestra conciencia interior.
Pratyharya: Manifestado en el control que ejercemos en los mecanismos sensoriales del cuerpo físico mediante la ejecución de las asanas o ejercicios, con la intención de aquietar nuestros sentidos y mente.
El Yoga Nidra constituye una manera muy efectiva de guiarnos hacia una absoluta relajación mental, física y emocional, sin perder de vista el examen de nuestra conciencia a niveles muy profundos, de forma tal, que se manifiesten nuestros más íntimos deseos a nivel físico, mental o espiritual.

¿Para qué sirve el Yoga Nidra?

La técnica de Yoga Nidra, además de ser maravillosa y muy completa, tiene efectos a nivel fisiológico, psicológico y emocional, al ponernos en contacto con estados mentales desconocidos, pero una vez que nos hacemos conscientes de los mismos, nos permiten hacer uso de ellos para beneficio personal en nuestra vida cotidiana; permitiendo una verdadera transformación integral muy profunda, partiendo de una experiencia satisfactoria, terapeuta y ventajosa.

Los ejercicios guiados del sueño psíquico nos aportan paz y bienestar
Esta práctica es muy recomendable para:

Calmar la mente, reducir progresivamente el estrés y elevar los estados de ánimo, valor, voluntad y autoestima.
Abrir muestra mente en la búsqueda de soluciones a las situaciones y problemas de nuestra vida diaria, partiendo de nuestras habilidades y destrezas; siendo capaces de tomar las decisiones más oportunas con miras al logro de nuestras metas y objetivos.
Permanecer en equilibrio físico, mental y emocional en momentos de transición personal, tales como: separaciones, enfermedades, embarazos, pérdidas, menopausia y duelos.

¿Cómo hacer Yoga Nidra?

Esta práctica debe ejecutarse con la guía de un profesor debidamente especializado, lo cual es lo más recomendable a efectos de aprender a dominar la técnica

El espacio o la habitación para realizar la práctica, debe tener una temperatura agradable al cuerpo, ventilada, peros sin corrientes de aire, ya que durante la relajación y meditación, suele bajar la temperatura corporal; así mismo, es deseable la misma se encuentre en penumbra o con una luz muy tenue; además de contar con una alfombra o esterilla, almohadas, cojines y mantas para abrigarse, en caso de ser necesario. Debemos usar ropa muy cómoda para las sesiones, preferiblemente sin elásticos, pliegues o cinturones que puedan molestar y estar descalzos.

Comenzamos por acostarnos de espaldas en contacto con el suelo, con los brazos abiertos a los lados, las palmas hacia arriba, la cabeza extendida hacia atrás, las piernas separadas y los pies relajados hacia el exterior.

Podría ocurrir que al lograr el estado de relajación profunda, revivamos viejos traumas, vivencias o situaciones desagradables no superadas, que pudieran causarnos tristeza, desasosiego, dolor o inquietud; en ese instante, es bueno calmarnos y tomar distancia de la situación, para hacernos conscientes de que no la estamos viviendo en ese instante, que forma parte del pasado y que somos testigos de la misma. Para salir de ese estado, tomamos conciencia de lo externo, que es nuestro cuerpo y suspendemos por un momento la práctica, para luego retomarla, ya más calmados. Con la práctica constante, lograremos el dominio de la técnica y el equilibrio necesario.

Las instrucciones sistemáticas que recibimos durante la práctica, nos permiten, paso a paso, desconectarnos de los estímulos externos, dando paso al silencio interior, alternando entonces la mente entre la vigilia consciente y el ensueño inconsciente, pero sin estar del todo en alguno de los dos estados.

Vendrá a nosotros entonces, imágenes simbólicas espontáneas o de visualizaciones propuestas, que nos permitirán eliminar memorias insanas y dar paso a nuestras mejores actitudes y habilidades a través del sankhalpa, una frase positiva para entra en el inconsciente según nuestras necesidades e intenciones y así cambiar hábitos indeseables; potenciar talentos o habilidades innatas; eliminar adicciones; trabajar las fobias; estimular el aprendizaje, la memoria y la creatividad y sanar desequilibrios corporales, mentales o emocionales.

Se puede combinar la práctica con ejercicios previos de otros tipos de yoga, tales como: Hatha Yoga y sonidos del Nada Yoga, que nos ayudarán a energizarnos y facilitar nuestra entrada y estadía en el nivel mental requerido en Yoga Nidra.

Fases de la práctica

Las clases de Yoga Nidra se caracterizan por dividirse en varias etapas o fases de ejercicios:

Preparación: Para comenzar, es importante que nuestro cuerpo se vaya relajando con la práctica de algunas asanas de Hatha Yoga, básicamente, para prepararlo para el sueño yóguico, debiendo finalizar la sesión con Savasana o postura del cadáver, manteniendo el cuerpo en una posición cómoda.
Sankalpa o resolución: La etapa siguiente consiste en tomar un Sankalpa o declaración, que es una frase corta para mejorar nuestro ser.
Rotación de la conciencia: Seguidamente, tomamos conciencia de todo el cuerpo. Iniciamos en el pulgar derecho y cubrimos todo el lado derecho del cuerpo, luego pasamos al lado izquierdo, luego a la parte posterior del cuerpo, después la parte delantera y se termina con la rotación de la conciencia con la cara y la cabeza.
Conciencia de la respiración: Nos concentramos en los movimientos respiratorios y patrones en el cuerpo, tanto internos como externos; poco a poco vamos ajustando la respiración.
Manifestaciones de los opuestos: En esta fase, sentimos una serie de pares de sentimientos y emociones opuestas.
Viendo: Consiste en una técnica de visualización para imaginar el interior de nuestra mente.
Sankalpa: Desde un estado de calma, olvidamos el entorno externo que está alrededor del cuerpo y sólo somos consciente de nuestro ser interior. Luego, repetimos nuestro Sankalpa que tomamos en la segunda etapa y se extiende por todo nuestro cuerpo y mente.
Volver a la conciencia: Poco a poco, volvemos a la conciencia de nuestro entorno, respirando profundamente, nos sentamos

Yoga Nidra meditación es una práctica que nos permite acceder al nivel latente o subconsciente de la mente, que está por debajo del nivel mental de procesamiento, de fantasía e imaginación.

La meditación guiada de Yoga Nidra y el Yoga Nidra en sí mismo, trabajan en forma coordinada y global como prácticas complementarias, con la finalidad de purificar los niveles más profundos de la mente y buscar de expandir el estado consciente, incluyendo en él lo que era previamente inconsciente. Esta expansión abarca también la realización de la consciencia pura que impregna todos los niveles.

Durante las meditaciones Yoga Nidra, imaginamos que estamos en el estado de vigilia, con todas las distracciones propias que siempre tiene la mente; simplemente pasamos a un estado de prácticas de concentración, poco a poco dejamos esos pensamientos y paulatinamente llegamos a un estado de meditación. Así, los pensamientos e imágenes del estado de los sueños empiezan a aparecer en la superficie, aún cuando continuamos en estado de vigilia. Es así, como las distracciones gradualmente comienzan a desvanecerse, nuestra mente se enfoca y logramos una buena meditación, que es un grado profundo de relajación permaneciendo en estado de vigilia, que es la naturaleza de la meditación.

BALASANA, la postura fetal o del niño, en armonía con la vida

BALASANA

Es una de las posturas de descanso más importante del yoga, una oportunidad para parar, reevaluar tu posición, reconectar con tu respiración y prepararte para seguir adelante.
La postura del bebé es tu gran aliada para esos momentos de estrés en los que necesitas ponerte en contacto con tu vitalidad interna. Balasana o postura del bebé, nos recuerda a la posición en la que permanece el feto durante su gestación en el útero materno, aunque también es una postura de rendición, donde entregamos la mente y su agitada actividad a la madre tierra para que nos devuelva la serenidad. Por lo tanto, al practicarla lo que encontrarás es interiorización, calma emocional, la mente se torna receptiva y se reequilibran las energías.

¡es una postura de descanso o recuperación que puedes hacer siempre que quieras! Se suele hacer tanto entre medias de tu practica como al finalizar para relajarte. Puedes mantenerte en la postura el tiempo que necesites, pero lo recomendado es mantenerte de 5 a 10 respiraciones. Para salir de la postura, debes hacerlo despacio, es muy recomendable hacer esta postura antes de irte a la cama si tienes problemas para conciliar el sueño.
Al finalizar una sesión de yoga y después de la postura de descanso en Savasana ( postura del cadáver) se realiza de costado (hacia la derecha preferiblemente) de esta forma renovamos la energía para renacer después de la muerte. Te reconecta con tu niño interior donde estás protegido en el vientre materno hasta salir al mundo físico.

BENEFICIOS DE LA POSTURA
Estira suavemente la parte baja de la espalda, caderas, muslos, rodillas y tobillos. Puesto que relaja la columna vertebral, los hombros y el cuello, la postura del niño es uno de los mejores ejercicios de yoga para el dolor de espalda.
Aumenta la circulación sanguínea a la cabeza y al resto de músculos, minimizando los síntomas del dolor de cabeza.
Cuando se apoya la cabeza y el torno, alivia el dolor de espalda y cuello.
Además de estos beneficios físicos, la postura de Balasana también calma la mente y el sistema nervioso central, reduciendo el estrés, la ansiedad, la fatiga y la tensión.

RELACIÓN CON LA VIDA Y LA GEOMETRÍA
La figura que se dibuja al realizar esta postura es una espiral , la geometría se encuentra en todo lo que nos rodea hecho por la naturaleza, es la base de la creación y todo lo que sigue ese patrón geométrico crece en armonía con el Universo…. la curva o patrón aureo, la secuencia de Fibonaci.
Una espiral es una curva plana que da vueltas alrededor de un punto y que, en cada una de estas vueltas, se aleja más y más de dicho punto. …
En matemáticas, la sucesión o serie de Fibonacci es la siguiente sucesión infinita de números naturales:

0,1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,89,144,233,377,610,987,1597…

La espiral de Fibonacci: una aproximación de la espiral áurea generada dibujando arcos circulares conectando las esquinas opuestas de los cuadrados
La sucesión comienza con los números 0 y 1; a partir de estos, «cada término es la suma de los dos anteriores», es la relación de recurrencia que la define.
A los elementos de esta sucesión se les llama hijos de Fibonacci. Esta sucesión fue descrita en Europa por Leonardo de Pisa, matemático italiano del siglo XIII también conocido como Fibonacci. Tiene numerosas aplicaciones en ciencias de la computación, matemática y teoría de juegos.

Aparece de forma natural en configuraciones biológicas, como por ejemplo en las ramas de los árboles, en la disposición de las hojas en el tallo, en las flores de alcachofas y girasoles, en las inflorescencias del brécol romanesco, en la configuración de las piñas de las coníferas, en la reproducción de los conejos y en cómo el ADN codifica el crecimiento de formas orgánicas complejas. De igual manera, se encuentra en la estructura espiral del caparazón de algunos moluscos. Los machos de una colmena de abejas tienen un árbol genealógico que cumple con esta sucesión. Así mismo los animales cuando descansan o duermen se colocan naturalmente en una posición fetal equivalente a esta curva infinita de armonía.
El hombre prehistórico solía dibujar espirales en sus pinturas rupestres, lo que muchos creen que representaba el ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento.
Los mandalas que representan la energía de los chakras de nuestro cuerpo áurico o etérico, los movimientos de los planetas en el universo, La VIDA en definitiva.

¿ Sabías que para hacer la terapia de Reiki hay un símbolo que utiliza el terapeuta que contiene una espiral ? Ese símbolo trazado en el cuerpo del paciente aumenta la energía del universo sobre el , se llama Cho Ku Rei. Es muy poderoso y debe usarse con cautela , siempre haciendolo con amor y buenas intenciones .

¿Por qué practicar yoga puede mejorar tu vida?

Los seres humanos tenemos 4 esferas o cuerpos que se inter-relacionan entre ellos y la unión de todos son los que conforman nuestro Ser. El equilibrio entre las cuatro esferas es lo que nos hace estar saludables en todos los niveles.

El YOGA nos ayuda en todos estos ámbitos para poder mantener el equilibrio físico, mental y emocional . Empezando desde la consciencia corporal, la consciencia respiratoria a nivel físico vamos ampliando esa consciencia a nivel emocional y mental.

Estos son algunos beneficios que podemos percibir a través de la práctica continuada de yoga. Si bien al hacer alguna sesión suelta de vez en cuando ya podemos notar algún cambio , el verdadero beneficio y cambio es a nivel interno,practicando de manera constante y al desarrollar un conocimiento más allá de lo físico.

PAZ INTERIOR

Los resultados más inmediatos de la práctica de Yoga y de la meditación tienen que ver con el cultivo de la paz interior y de la quietud. Son la base para que los otros beneficios del Yoga surtan un efecto real y auténtico. Debemos saber que la práctica de Yoga nos brinda esta vivencia y desarrolla en nosotros una verdadera actitud de ecuanimidad. Es fundamental para vivir una vida digna y feliz.

DESARROLLO DE LA CONCIENCIA

Este es el gran regalo que el Yoga nos ofrece: la conexión con el momento presente. Cuanto más practicamos, más conscientes nos hacemos de nuestro entorno y del mundo que nos rodea y sin duda, más conciencia generamos sobre nosotros mismos. Se abre el camino a una mejor concentración, coordinación, tiempo de reacción y memoria.

ACONDICIONAMIENTO CARDIOVASCULAR

La práctica de Yoga contribuye a mejorar la cardíaca y pulmonar. Gracias a los vinyasa que presentan posturas enlazadas al ritmo de la respiración, se genera también la actividad aeróbica que el cuerpo necesita para el funcionamiento óptimo de un corazón sano.

MEJORA DE LA CIRCULACIÓN

El Yoga a través de las posturas y el movimiento, ayuda a mejorar la circulación de manera eficiente y ayuda a la oxigenación de las células del cuerpo.

CONTROL DEL PESO

Si bien la mayoría de los efectos del Yoga en la pérdida de peso es anecdótico o experimental, tanto los profesores de Yoga como los estudiantes encontramos que el Yoga ayuda a mantener el peso. Muchos profesores se especializan en programas de Yoga que ayudan a perder peso pero sería muy superfluo practicar Yoga por ese motivo. Nunca hay que olvidar que este beneficio es un regalo que la práctica de Yoga nos brinda mientras caminamos hacia el objetivo principal de conocernos a nosotros mismos.

INCREMENTO DE LA FORTALEZA Y LA RESISTENCIA

En las posturas de Yoga participan todos los músculos del cuerpo como si se tratara de una orquesta que toca una melodía armoniosa. Por tanto, una práctica asidua de Yoga puede aumentar nuestra fuerza, literalmente, de pies a cabeza. Al mismo tiempo, la coordinación de la acción con la relajación, alivia la tensión muscular en todo el cuerpo al tiempo que incrementa la fortaleza.

AUMENTO DE LA FLEXIBILIDAD

El Yoga mejora la flexibilidad y la movilidad e incrementa el rango de movimiento. Con una práctica asidua, los músculos se van estirando con mayor facilidad y las articulaciones aumentan su elasticidad. Todo ello puede ofrecernos una mayor agilidad en la vida diaria y puede prevenir las dolencias que aparecen con la edad además de eliminar los efectos que producen en el cuerpo algunos de los oficios más comunes en nuestro días: permanecer sentados muchas horas delante del ordenador, conducir cada día y pasar sentados ante el volante mucho tiempo, trabajar de pié…

REGULACIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO-ENDOCRINO

Es el fundamento de la salud y el bienestar. El Yoga ayuda a regular y a restablecer el equilibrio de nuestros sistemas nervioso y endocrino que son responsables del proceso de recepción, integración y respuesta de todo tipo de información que reciben el cuerpo y la mente.

MEJOR RESPIRACIÓN

Una de las propuestas que incluye la práctica de Yoga es el contacto consciente con la propia respiración. Esto facilita la recuperación de la función vital más importante para el ser humano: la respiración natural completa.

Lo primero que hace el estrés cuando se incorpora a nuestras vidas es precisamente alterar y limitar la respiración. Cambiar esos patrones de respiración es fundamental para comenzar a obtener salud y experimentar cambios importantes en nuestro cuerpo. Es una de las lecciones más profundas que podemos aprender de la práctica de Yoga. Muchas posturas y movimientos de Yoga hacen hincapié en reducir la velocidad y profundizar en la respiración; esta práctica, activa el sistema nervioso parasimpático y aumenta la respuesta de relajación.

ALIVIO DEL DOLOR

La práctica de Yoga alivia el dolor. Los estudios han demostrado que la práctica de asana (posturas), relajación, meditación y su combinación, proporcionan un alivio considerable del dolor en las personas con enfermedades o dolencias de cualquier tipo. ¿Por qué? Porque en una clase de Yoga se aprende a escuchar, a relajar, a llevar intención y energía hacia las partes del cuerpo afectadas, a conocer las sensaciones y gestionarlas, a controlar y disolver los efectos del dolor y, en definitiva, a estar presentes con confianza y con una actitud de sana y positiva aceptación.

REDUCCIÓN DEL ESTRÉS

Está bien demostrado que con la práctica de Yoga se pueden reducir los efectos físicos y mentales del estrés. El organismo contesta al estrés a través de una respuesta de lucha o huida que supone una combinación entre el sistema nervioso simpático y las vías de activación hormonal; se libera cortisol –la llamada hormona del estrés– a partir de las glándulas suprarrenales.

La práctica de Yoga que propone un proceso de escucha y que en sus planteamientos mira a desarrollar el respeto y la sensibilidad hacia el cuerpo y la mente, reduce los niveles de cortisol de manera casi inmediata. La mayoría de las clases de Yoga proponen este proceso.

La combinación de la acción y la relajación en la práctica de Yoga es primordial para vivir la experiencia de la eliminación del estrés; aprender a relajarse en la acción, incluso en la acción intensa, es la semilla que crea los recursos personales para responder al ritmo frenético de la vida con ecuanimidad y centramiento: sin estrés.

NAMASTE

Paloma Casado Encinas

Niyamas

La actitud en la práctica del Hatha yoga (2)

Los Niyamas son el segundo paso del Ashtanga Yoga de Patanjali, son los cinco aspectos de la conducta que hay que cultivar, lo que hay que hacer para que nuestra relación con nosotros mismos sea la apropiada y de acuerdo al Dharma.


Los 5 Niyamas -> Comportamientos que hay que cultivar

Saucha -> Pureza en nuestro comportamiento, limpieza del cuerpo
Santosha -> Sentirse satisfecho, estar en paz contigo mismo, estar contento
Tapas -> Disciplina, resistencia, crear el fuego o calor que te transmuta
Svadhayaya -> Autoconocimiento, ser consciente de uno mismo. Estudio de los textos espirituales
Ishvarapranidhana -> Amor, respeto y entrega a la sabiduría universal

SAUCHA – Pureza en nuestros pensamientos, pureza al hablar, pureza en nuestro comportamiento, limpieza del cuerpo

Saucha es un concepto que se refiere a la pureza interna y externa. Pureza en nuestro comportamiento, acciones, palabras, pensamientos, alimentación…, incluye pureza y limpieza del cuerpo. Se considera esencial para la salud, para sentirse bien.

En nuestra práctica, cultivar Saucha en lo externo es hacer lo posible por ducharse antes de venir a clase, o por lo menos haberse duchado por la mañana, cuidar todo el material que usamos para la práctica, mantener la esterilla, mantas y demás instrumentos que usemos limpios y ordenados.

Los asanas y los pranayamas son las técnicas que nos ayudan a cultivar la pureza interna del cuerpo y de la mente al eliminar impurezas y toxinas del cuerpo y al hacer que nuestra mente esté más serena, tranquila y ecuánime.

SANTOSHA – Sentirse satisfecho, estar en paz contigo mismo, estar contento

Cultivar Santosha durante la práctica del Hatha Yoga significa encontrar satisfacción en cada práctica. Es la actitud que más tenemos que cultivar durante nuestra práctica, “asana” en el contexto del Hatha Yoga quiere decir una forma de sentirse, una forma de estar, estar bien, sentirse a gusto con uno mismo en cada postura, en cada momento de la práctica, por lo tanto es responsabilidad de cada uno ajustar la práctica a sus características y a su momento, no quieras ir más allá del límite donde ya tu cuerpo te está diciendo que es suficiente, en cuanto veas que estás forzando, suaviza la práctica.

Santosha también significa que el alumno siente verdadera gratitud por los beneficios que va obteniendo en la práctica y se siente privilegiado por tener una vida que le da la oportunidad de practicar yoga.

TAPAS – Disciplina, resistencia, el fuego o calor que te transmuta

Desarrollamos la actitud de Tapas durante la práctica manteniendo el enfoque, la concentración, el entusiasmo y la intensidad. No hay que confundir intensidad o esfuerzo con forzar, cultivar tapas es practicar con entusiasmo, sin escatimar, dando todo lo que puedes dar, encuentra el equilibrio donde cultivas Santosha y Tapas al mismo tiempo

Practicar cultivando Tapas es lo que nos transforma, es la energía que se necesita para quemar las impurezas y purificar nuestro cuerpo, haciéndolo más sutil y refinado para poder llevar a cabo los cambios que necesitamos en nuestro camino espiritual.

SVADHYAYA – Autoconocimiento, conocer nuestra verdadera naturaleza. Estudio de textos espirituales

El conocimiento que adquirimos del estudio de los textos espirituales se puede aplicar a la práctica del Hatha Yoga. Cultivar Yama y Niyama durante nuestra práctica de asanas es practicar Svadhyaya.

Otra manera de practicar Svadhyaya es desarrollar la conciencia de las sensaciones e intentar entender el verdadero significado de esas sensaciones que el cuerpo nos transmite durante la práctica, bien sean sensaciones de debilidad o dolor o de fuerza y gozo o placer.

ISHVARAPRANIDHANA – Amor, respeto y entrega a la sabiduría universal

Practicar asanas con respeto y entregarse tanto a los múltiples cambios como a las oportunidades que la práctica del Hatha Yoga nos ofrece, demuestra que practicamos Ishvarapranidhana, el respeto a la sabiduría universal.

Otro ejemplo de Ishvarapranidhana es confiar sin lugar a dudas en el poder de curación interna del cuerpo y en la capacidad de las asanas de liberar ese poder.

El yogi acepta de buena gana el concepto de práctica, el cual, por su naturaleza, nunca termina, quizás la práctica sea infinita, lo único seguro es que todo cambia.

Hari Om Tat Sat

Paloma Casado Encinas

Yamas

la actitud en la práctica de Hatha Yoga (1)

La práctica de los asanas o posturas del Hatha Yoga implica sobre todo una ACTITUD que hay que cultivar cuando practicamos.

El Hatha Yoga originalmente fue concebido por los antiguos yoguis para refinar los diferentes aspectos de la persona, físico, mental, emocional… y crear las condiciones físicas, mentales y emocionales óptimas que favorezcan la práctica de los estados meditativos que constituyen lo que es YOGA = SAMADHI, por lo tanto tenemos que considerar el Hatha Yoga como un acercamiento a la meditación.

El Hatha Yoga es una extensión o elaboración de Asana que es el tercer paso, o eslabón, de los 8 que conforman el sistema Ashtanga Yoga de Patanjali. Para que la práctica de asana se realice en el verdadero espíritu del yoga, se tiene que sostener sobre los dos primeros pasos de este sistema, los Yamas y los Niyamas, que, aunque cuando empezamos a practicar seguramente no estén muy presentes, ya que la mayoría de nosotros los desconoce, cuando empiezas a estudiarlos te das cuenta de que son esas actitudes las que se han ido despertando con tu práctica de Asana, y cuando los empiezas a conocer y a reconocer en tu práctica, ha llegado el momento de tenerlos cada vez más presentes para ir cultivando y desarrollando una actitud yóguica a la hora de tu práctica de Asana.

Los Yamas son el primer eslabón de este sistema y, de acuerdo a Patanjali, comprenden los cinco aspectos de tu conducta que tienes que evitar, lo que no hay que hacer, para mantener un código ético de conducta en tus relaciones con los demás seres sintientes y con tu entorno.

Los 5 Yamas -> Comportamientos que hay que evitar

Ahimsa -> No violencia, no hacer daño, respeto a la vida
Asteya -> No robar, no pretender ser o aparentar
Satya -> No mentir, decir la verdad, mantener la pureza y la sabiduría
Brahmacharya -> Evitar el desgaste innecesario de la energía
Aparigraha -> Desapego, no acaparar, no quedarse atrapado por las pasiones

AHIMSA – No hacer daño, no violencia, respeto a la vida

Quizás sea este el principio más fundamental del yoga, no hacer daño y respetar a todo ser sintiente. Este principio es fácil de entender en relación a los demás seres, pero es más difícil de entender en relación a la propia práctica de asanas. Practicar asanas con Ahimsa, no hacerse daño a uno mismo durante la práctica, requiere saber lo que nos hace daño.

Quizás seas un deportista que hayas llegado al yoga después de haber practicado otros deportes, y que lo empieces a practicar tal como estás acostumbrado a practicar éstos, con dureza y competitividad, y que te esfuerces más allá de tus límites de confort y seguridad, en aras de cualquier idea que tengas preconcebida sobre cómo deberías “verte” durante la práctica, considerando meramente la forma externa de la postura, y no cuidando la sensación interna. No es raro que cualquier practicante de estas características, adormecido ante las señales de peligro, se provoque inadvertidamente una lesión al forzar las posturas.

Ahimsa requiere que cambiemos nuestra forma de practicar, en vez de “practicar duro” hay que “practicar con inteligencia”. Una práctica inteligente es la que se enfoca en el alineamiento y en las sensaciones y no fuerza las articulaciones más allá de sus límites o estira los músculos más de lo que estos pueden. Eso es Ahimsa. Practicar Yoga sin alineamiento y adormecido ante las señales de peligro es peligroso y produce lesiones. ¡Sin excepciones!

Las ACCIONES de alineamiento que practicamos en nuestra escuela protegen las articulaciones. Te obligan a estar más atento, a estar más consciente de las sensaciones y a establecer un contacto más íntimo contigo mismo, estas acciones, conscientes y estimulantes, resultan terapéuticas, nos ayudan a prevenir posibles lesiones y a mejorar algunas condiciones o molestias ya existentes.

Con el paso de los años, y debido a diversos factores, algunos genéticos, otros circunstanciales, como los hábitos posturales que a veces necesitamos adoptar en los trabajos que desarrollamos, los esfuerzos que muchas veces nos vemos obligados a hacer, la falta de ejercicio físico adecuado, etc. nuestro cuerpo va perdiendo fuerza, flexibilidad, algunos músculos se acortan, otros se debilitan por la falta de uso… Volver a recuperar el PATRON OPTIMO DE ALINEAMIENTO, recuperar el ESTADO DE ALINEAMIENTO NATURAL de nuestro cuerpo, supone un esfuerzo que debemos realizar con inteligencia, con una práctica regular y el esfuerzo adecuado cada día…

El esfuerzo es necesario para mejorar, todo lo que merece la pena requiere de un esfuerzo para conseguirlo. El esfuerzo de ponerte a ello, de estar presente, consciente de las acciones y de las sensaciones, de manera que a pesar de que quizás estés saliendo de tus límites de confort, no estás forzando, simplemente estás expandiendo tus limitaciones y te estás superando y mejorando día a día.

Esfuerzo no quiere decir forzar, forzar es ir más allá de tus límites, arriesgarte a provocarte lesiones, gastar inútilmente tu energía hasta sentirte agotado, dolorido, cansado… forzando no llegaremos muy lejos… Esfuerzo es una acción refinada e inteligente, la práctica de los asanas del yoga requieren que el yogui refine cada día más la calidad de su esfuerzo, hasta que éste se convierta en un fluir energético donde el esfuerzo desaparece, y las acciones que realizas surgen desde la fuerza interior que eres tú mismo, es una fuerza que te sostiene y aumenta cada día, manteniéndote en un nivel óptimo de salud y bienestar.

Practicar asanas respetando los principios universales de alineamiento, teniéndolos en cuenta y aplicándolos a la práctica, facilita realizar el esfuerzo inteligente y adecuado, nos ayuda a ir cada día refinando más el esfuerzo, hasta que este se convierte en un deleitarse en la práctica.

ASTEYA – No robar, no pretender ser o aparentar

Cuando alguna parte de tu cuerpo realiza el trabajo que debería estar haciendo cualquier otra parte de tu cuerpo durante la práctica, es, en cierto modo, una forma de robar. Por ejemplo, un practicante que no tiene demasiada flexibilidad en las caderas y que le cuesta sentarse con las piernas cruzadas y bajar las rodillas, puede que intente forzar la flexibilidad de las rodillas o de los tobillos. Esto forzaría peligrosamente los tobillos y las rodillas con el único fin de pretender o aparentar hacer bien la postura.

Cultivar Asteya es aceptar lo que somos, ser uno mismo, sin pretender ser otra cosa, sintiéndonos satisfechos y privilegiados por el mero hecho de practicar, observando como se va desarrollando y creciendo nuestra práctica, ya tenemos dentro de nosotros todo lo que necesitamos, cultívalo para que crezca, con cuidado y cariño.

SATYA- Sinceridad, decir la verdad, cultivar y mantener la pureza y la sabiduría

Ni las posturas forzadas ni las posturas mal alineadas demuestran la práctica de lo puro o de lo verdadero, y tampoco demuestran la sabiduría interior que debemos cultivar. Representan una falsedad y una deshonestidad, quizá sea solo debido a nuestra ignorancia, por eso cultivar SATYA tiene que ver con CULTIVAR Y MANTENER LA PUREZA Y LA SABIDURIA, a través del estudio y de la práctica regular de las técnicas del yoga.

Cuando aprendemos a practicar con seguridad, alineando bien las posturas, y con eficiencia energética, estamos cultivando Satya.

¿Cuál es la “verdad” en relación a la práctica de las técnicas del Hatha Yoga? Al igual que la verdad no es siempre lo que te “gustaría oir” (a veces las verdades duelen, nos irritan, nos rebotan…) la verdad en relación a la práctica de las técnicas físicas del yoga no es siempre “lo que te apetece”. Por ejemplo, si a una persona con escoliosis la colocas bien alineada se sentirá “rara” por lo menos, seguramente “molesta o incomoda”, en cambio se sentirá bien cuando se “acomode” según la dirección de su columna, pero sabemos que no es esto lo que es “sano” o “bueno” para ella, no es esto lo que le conviene, ya que ese desalineamiento de la columna está causando compresión en determinados órganos, y desequilibrios en todo su cuerpo, en cambio ella se sentirá “bien” estando “alineada” según la forma de su columna, aunque ésta no sea correcta.

En cierta manera es lo que nos pasa a la mayoría (por no decir a todos) nosotros, debido a los malos hábitos posturales (a las “cosas de la vida”) hemos ido sacando al cuerpo de su “patrón optimo de alineamiento” y el volver a “la verdad”, a lo que es verdadero y sabio para el cuerpo, no es siempre lo que al cuerpo “le gusta” o lo que al cuerpo “le apetece”, es más, yo encuentro que lo que más nos interesa hacer en favor de nuestra salud y bienestar, lo que más necesitamos hacer en favor de la “verdad”, es precisamente aquello que no nos gusta tanto hacer, aquello que incluso nos hace sentir incomodos, porque es aquello de lo que carecemos, y eso precisamente es lo que tenemos que cultivar, para crear más equilibrio, más “Verdad”, más sabiduría, en nuestro cuerpo y consecuentemente en todo nuestro Ser.

La práctica de asanas y el sentarte a meditar, te da las herramientas para permitirte respirar profundamente, incluso cuando estás atravesando momentos en que estés sintiendo sensaciones intensas, incomodas, quizá no agradables. Las emociones crean las sensaciones. Si sientes rabia notarás la sensación de la rabia inundando tu cuerpo (puede que sientas que la presión sanguínea aumenta a la vez que vas sintiendo tu cabeza más “acalorada” o sentir que estás apretando más las mandíbulas, que el corazón te late más rápido, o que la respiración se vuelve más superficial… todo esto son “sensaciones”).

Así que si aprendes a respirar profundo mientras estás atravesando cualquier sensación intensa que se despierte en ti, por ejemplo, en tus cuádriceps cuando estás manteniendo la “Postura de Alerta” durante 12 respiraciones, estás entrenando a tu sistema nervioso y a tu mente a mantenerse en calma cuando se te presente cualquier reto o situación desafiante, estás entrenándote en mantenerte simplemente “curioso”, sintiendo las sensaciones, para simplemente “indagar” en la experiencia, sea la que sea, y “aceptarla” en lugar de dejar que ésta te supere, en lugar de huir de ella.

«Mira» con calma cualquier experiencia, siente y observa «la verdad» de lo que está realmente ocurriendo, respira… siente… calma… estate presente, es así, acepta. El “esfuerzo” es “energía canalizada en acción”, canaliza esa energía a través de tu respiración.

Posiblemente, muchas de las dificultades que experimentamos durante nuestra práctica tengan que ver con la manera en que nos vemos a nosotros mismos y con las “ideas” que nos hemos ido haciendo de la práctica. Todos tenemos unas “ideas” acerca de nosotros mismos y unas “ideas” acerca de la práctica…, unas ideas que nos hemos ido formando según nuestras experiencias y según las lecciones que hayamos ido aprendiendo en nuestra vida. Constantemente estamos procesando información y pasándola por nuestros “filtros” (por la “idea” que tenemos de nosotros mismos o por la idea que tengamos formada acerca de algo) para descifrar la experiencia que estamos viviendo y así categorizarla.

Nuestra práctica de yoga tiene mucho que ver con ir “descubriendo” y tal vez progresivamente abandonando las “capas” de “ideas” de las que nos hemos ido “cubriendo” a lo largo de nuestra vida, y que en realidad ocultan nuestra verdadera naturaleza («ideas» tanto de nosotros mismos como de nuestra práctica, que en realidad no son nuestras, simplemente las hemos ido tomando prestadas de alguien, en espera de ir descubriéndolo por nosotros mismos), de manera que podamos ir descubriendo lo que en verdad es “Verdad” para nosotros, lo que en realidad es nuestra propia «idea». La «idea» que te sirve para ser más “tú mismo”, para no AUTO ENGAÑARTE. Y empezar a aceptar, empezar a aceptarte, a hacer las paces contigo mismo y con la Vida.

BRAMACHARYA – Evitar el gasto energético innecesario


Practicar Brahmacharya significa no dejarse llevar por las pasiones de la personalidad, por lo que nos gusta o apetece o por lo que no nos gusta o apetece; adoptar una visión desapasionada del mundo, comprender el verdadero propósito de las pasiones y de las acciones triviales de la personalidad, dedicar nuestras energías a un fin superior.

Cuando lo aplicamos a la práctica de los asanas, Brahmacharya es la intención de administrar la energía para que no sea malgastada, la intención de terminar la clase con más energía de la que tenemos al comenzar. El practicante aprende a no sobre-esforzarse y a trabajar con eficacia dependiendo del nivel de energía que tenga en ese momento. El termino kinesiológico eficacia muscular o conseguir el máximo efecto con la menor cantidad de energía es una forma de Brahmacharya. El alineamiento y la integridad son las herramientas que nos aseguran que estamos cultivando Brahmacharya en todos los aspectos de la práctica.

Lo importante es “la práctica regular” el ponerse todos los días a practicar, el poner la práctica de las diferentes técnicas del yoga como una “prioridad” en nuestro día a día. Esa práctica es lo que te lleva a la meta, y a su vez la meta es la práctica.

En el primer capítulo del Hatha Yoga Pradipika, Svatmarama nos dice:

“I_16. El éxito en el yoga depende del esfuerzo, la valiente determinación, la audacia, el conocimiento discriminativo, la perseverancia, la fe (en las enseñanzas del guru) y el alejamiento de toda compañía (superflua).

A través de la práctica de los diferentes asanas aprendemos a ser conscientes de diferentes sensaciones y a ESTAR en cada una de ellas, observando, reflexionando, discriminando… los asanas pueden ser “aburridos” o “intensos”, como la vida misma, lo importante es aprender a observar lo que realmente está ocurriendo en cada situación, aprender cómo tú te relacionas contigo mismo en cada instante.

¿Quieres huir? ¿quieres abandonar? o ¿quieres ir más lejos? ¿qué te está diciendo ese deseo que ves que aflora en ti en esa situación?… observar y aprender cómo te relacionas contigo mismo y con los demás a través de las diferentes situaciones que los asanas te van presentando… observando, reflexionando y aprendiendo a crear INTEGRIDAD, a SER MAS TU MISMO, a REAJUSTAR lo que haya que reajustar y aprendiendo a ENCONTRAR en ti mismo la PAZ, el BIENESTAR y la ARMONIA.

Durante la práctica, estás voluntariamente haciendo un esfuerzo para mejorar, ese esfuerzo fortalece tu Voluntad, te hace fuerte, te dará lo que necesitas para atravesar situaciones difíciles con éxito, para no abandonar y tirar la toalla a la primera, te hará sentir más valioso, conectarás más con tus virtudes: cultivar la paciencia, ser más tolerante, aceptar mejor las diferentes situaciones y a las diferentes personas…

Los asanas no son en sí una meta, sino una excusa para ESTAR PRESENTE Y CONECTAR CONTIGO MISMO. Lo importante es deleitarse en la práctica cada día, la meta es la misma práctica, haz que sea deliciosa, regular, diaria, constante, continua, dando lo mejor de ti cada día, para ir mejorando cada día, sintiéndote cada vez más en contacto contigo mismo, siendo tú mismo, cada día…

APARIGRAHA – Desapego, no acaparar, no quedar atrapado por las pasiones


Lo más probable es que en cuanto nos colocamos sobre la esterilla nos empecemos a comparar con nuestros compañeros de clase. En algunos practicantes, la comparación estimula su naturaleza competitiva y hace que fuercen las posturas, sobrepasando los límites de seguridad. En otros puede que se produzca la reacción contraria, y la comparación les produzca sentimientos de inferioridad, de desánimo o de ineptitud. Aunque el ego puede resultar muy motivador, también nos puede llevar a actuaciones que limitan nuestro potencial o que aumentan las posibilidades de lesionarnos. Tener entusiasmo es bueno, pero sobretodo haz que tu práctica sea “inteligente”.

Hari Om Tat Sat

Paloma Casado Encinas

PARÁBOLA BUDISTA

CUANDO NO SEPAS QUÉ HACER, NO HAGAS NADA

Buda y sus discípulos emprendieron un largo viaje durante el cual atravesarían diferentes ciudades. Un dia muy caluroso divisaron un lago y se detuvieron, asediados por la sed. Buda le pidió a su discípulo más jóven, famoso por su carácter impaciente…

_ Tengo sed. ¿Puedes traerme un poco de agua de ese lago?

El discípulo se dirigió hacia el lago pero cuando llegó, vio que justo en ese momento, un carro de bueyes estaba atravesándolo. Como resultado, el agua se volvió muy turbia. El discípulo pensó: «No puedo darle al maestro esta agua fangosa para beber». Así que regresó y le dijo a Buda:

_ El agua del lago es muy fangosa. No creo que podamos beberla.

Al cabo de media hora, Buda le pidió al mismo discípulo que volviera al lago y le trajera un poco de agua para beber. El discípulo regresó al lago. Sin embargo, para su pesar, decubrió que el agua seguía sucia. Regresó y se lo dijo a Buda, esta vez con tono concluyente:

_ El agua de ese lago no se puede beber, será mejor que caminemos hasta el pueblo para que los aldeanos nos den de beber.

Buda no le respondió, pero tampoco se movió. Al cabo de un tiempo le pidió al mismo discípulo que regresara al lago y le trajera agua, el cual se encaminó al lago porque no quería desafiar a su maestro; Pero se sentía furioso de que lo enviara una y otra vez al lago, cuando ya sabía que aquel agua fangosa no se podía beber.

Sin embargo cuando llegó, el agua era cristalina; Así que recogió un poco y se la llevó a Buda. Buda miró el agua y luego le dijo a su discípulo:

_ ¿Qué hisciste para limpiar el agua?

El discípulo no entendía la pregunta, era evidente que no había hecho nada… Buda le explicó:

_ Esperas y la dejas ser. Así el barro se asienta por sí solo y tienes agua limpia. ¡Tu mente también es así! Cuando se perturba, solo tienes que dejarla estar. Dale un poco de tiempo. No seas impaciente. Encontrará el equilibrio por sí misma. No tienes que hacer ningún esfuerzo para calmarla. Todo pasará si no te aferras.

LA MENTE IMPACIENTE ASEDIADA POR LAS PREOCUPACIONES – MENTE DE MONO

Los budistas se refieren a nuestra mente con la palabra «xinyuan», un término que se puede traducir literalmente como «monkey mind» «mente de mono» y que significa «sin resolver, inquieto, caprichoso, inconstante, confuso, indeciso o incontrolable»

Para el budismo, nuestra mente humana es como un mono que salta de rama en rama, siempre inquieta y confusa. Nosotros saltamos continuamente de pensamiento en pensamiento, de preocupación en preocupación, hasta quedarnos en un estado de agitación, confusión y agotamiento.

Cuando a esa mente imbuida en una actividad frenética le añadimos las emociones, tenemos todos los ingredientes para que se forme un tormenta perfecta que nos conducirá a tomar malas decisiones desde el caos. En esos casos lo mejor es esperar. Cuando no sepas que hacer, cuando estés demasiado confundido como para tomar una decisión, lo ideal es que no hagas nada, que esperes y le des tiempo al tiempo.

Si te dejas llevar por la impaciencia, la frustración, el agobio o las preocupaciones, es probable que termines tomando una mala decisión de la que después te arrepientas. Ese aquietar la mente del budismo y otras filosofías orientales equivale en el ámbito de la psicología a asumir una distancia emocional del problema que aguijonea tu mente. El objetivo es hallar la serenidad mental imprescindible para analizar las múltiples aristas del problema.

En vez de precipitarnos a actuar, preocupados por el miedo de la inacción con el pensamiento de que «necesitamos hacer algo urgentemente», se tratade hacer justo lo contrario: aquietar las aguas de nuestra mente y esperar el tiempo que sea necesario.

NI LOS PENSAMIENTOS SON TAN LÓGICOS NI LAS EMOCIONES SON TAN IRRACIONALES

Esta parábola budista no solo nos anima a ser pacientes con nosostros mismos hasta encontarar la serenidad sino que tambiñón encierra otra gran lección que olvidamos demasiado a menudo, sumidos en una forma de pensar que coloca la razón en un altar y denigra al nivel más bajo a las emociones.

Sin embargo para tomar buenas decisiones debemos ser conscientes de que ni las emociones son tan irracionales, ni los pensamientos son tan lógicos. Nuestros pensamientos pueden llegar a ser extremadamente irracionales ycatastrofistas o incluso pueden conducirnos a un optimismo tóxico. No podemos olvidar que muchas de las tormentas mentales se forman precisamente por esos pensamientos fuera de control y que prestarles demasiada atención puede ser muy dañino.

Las emociones también pueden conducirnos a un estado de confusión mental, pero son señales de nuestros gustos y rechazos más intensos, por lo que en algunos casos es conveniente incluirlas en la ecuación como una variable importante.

Cuando logramos calmar la mente, cuando alcanzamos ese estado de paz interior, los pensamientos y las emociones se fusinonan, permitiendonos ver de manera más clara y global el problema. Eso no garantiza que tu decisión será la mejor, pero sin duda será la mejor para ti ene ese momento en el que te encuentras. y eso es lo que cuenta.

PALOMA CASADO ENCINAS

Ahimsa: No violencia

YAMAS O COMPROMISOS ÉTICOS DE LAS 8 DISCIPLINAS DE PATANJALI.

Ahimsa es traducido tradicionalmente como “no violencia”, que por ejemplo Gandhi promovió de forma muy activa. Es el primero de los 5 Yamas o compromisos éticos de las 8 disciplinas que Patañjali describe como el camino y práctica del Yoga.
Desgraciadamente, este principio sigue siendo igual de válido en nuestros días que en siglos pasados. Implica una gran atención y vigilancia hacia el lugar que ocupamos en el mundo y nuestra relación con él: con el resto de seres con los que compartimos la existencia, el medioambiente y la Naturaleza de la que formamos parte.

La no violencia o Ahimsa engloba el plano físico, el mental y el emocional tanto hacia uno mismo como a los demás y resto de seres. Generamos formas de violencia a través de nuestras reacciones hacia los demás como por ejemplo el juicio, la crítica, el enfado o la irritación, y estas pueden no solo físicas sino también de palabra y mentales.

La práctica de la no violencia y su transformación positiva genera una energía denominada en el Budismo compasión, lo cual supone aceptar las cosas tal y como son, nos hace dejar marchar los pensamientos negativos y sustituirlos por amor y aceptación. La práctica de la compasión y de la no violencia es algo sumamente duro y frustrante al principio, sobre todo en las sociedades denominadas occidentales o modernas, donde la competitividad, el reto, los objetivos en los que se nos educa desde nuestra más tierna infancia tanto en el ambiente familiar como en las instituciones educativas (colegio, instituto, universidad, etc.) constituyen en sí ya una forma de violencia. Pero según Patañjali, es un elemento indispensable en el camino del Yoga, es la puerta de entrada.

Cualquier práctica de Yoga posterior (posturas físicas, respiración, etc.) requiere de la presencia de Ahimsa o una actitud de no violencia en primer lugar hacia nosotros mismos y en segundo hacia los demás. Sin ella, los beneficios de estas prácticas siguientes no se experimentarán.

Hay que tener muy presente para no llevarse a engaño o confusión y andar por un camino equivocado, que Ahimsa o no violencia no significa ni está relacionado con la pasividad o el desinterés; curiosamente estas actitudes son contrarias a la no violencia y obstáculos en el camino del Yoga. En el Budismo por ejemplo, se habla de “Compasión en acción”. El ejemplo nuevamente de Gandhi o incluso en la tradición cristiana de Jesús, son muestras claras de un desarrollo y dominio de esta virtud desde la acción.

De ahí que la práctica de este compromiso ético, Ahimsa, implique el asumir y tomar la responsabilidad de nuestros propios actos desde un estado de permanente atención sobre las emociones y pensamientos que constantemente aparecen en nuestra mente y que podrían llevar a dañar a otros. La desidia no es actuar desde el pacifismo, es un comportamiento directamente relacionado con la pereza y por tanto un obstáculo para el desarrollo espiritual y para andar por el camino del Yoga. Por el contrario es necesaria la acción incluso para protegernos a nosotros mismos o a los demás. El peligro y la interpretación errónea sobre qué hacer puede venir de un estado falto de atención y de consciencia clara y directa de la situación desde una percepción ordinaria de la realidad.

La acción siempre debe venir desde la claridad de pensamiento, el amor, el altruismo y la generosidad.

Namaste

Consejos anti ansiedad, estrés y depresión


¿Se puede combatir la ansiedad y el estrés
en tiempos de pandemia?

Claro que .

Es importante reconocer esos estados para dar el paso y querer tener una vida más equilibrada y llevadera durante el confinamiento.

 La receta es sencilla y efectiva: cuida tu cuerpo y tu mente como un todo que son.

¿Notas que a veces te falta el aire, tienes taquicardia o pensamientos negativos?

El temor y el estrés nos bajan las defensas.
Estos días es normal sentir miedo, ansiedad y preocupación… pero es lo último que necesita tu sistema nervioso ahora mismo: ¡COMBÁTELO!

Identifícalo, respíralo, afróntalo y conviértelo en una oportunidad para crecer.
Te dejo algunos consejos, prácticas y pautas básicas que te ayudarán a mantener tu estructura emocional y combatir este estado:

1- Hacer ejercicio para sentirte fuerte, activo y soltar tensión, moverte, hacer yoga y estiramientos.

2- Comer alimentos sanos para proteger tu sistema inmune, frutas, verduras, frutos secos, legumbres y vit D ( toma un poco de sol en tu ventana o terraza). Preparar la comida a sus horas y no picotear continuamente.

3- Cuidar el descanso durmiendo las horas suficientes , escucha la meditación para dormir que tienes en mi canal de Youtube , música relajante, de ondas delta y theta.

4- Practicar técnicas de respiración y mindfulness como complemento para aprender a gestionar el torrente de emociones.

5- Relaciónate
Escribe un diario o en un cuaderno escribe lo que sientes, sin pensar. Habla con amigos y familiares por teléfono. Expresa tus sentimientos. También es bueno contarse chistes y hacer bromas para reírse y soltar tensión.

Escáner: Respiración  

Aprende a sentir, entender y a controlar tu respiración ampliando la capacidad pulmonar. Objetivo: oxigenar la mente y el cuerpo plenamente.
Sentado o tumbado (postura cómoda y alineando la columna y la cabeza) cierra los ojos y toma un par de respiraciones profundas soltando el aire por la boca. Después comienza a escanear tu cuerpo desde la coronilla hasta los dedos de los pies por partes muy despacio siente cada parte del cuerpo, las sensaciones de peso, de tensión o relajación, la temperatura , etc… y por último quédate en la respiración abdominal y siente el flujo del aire entrar y salir . Observa las sensaciones físicas que produce la respiración en tu cuerpo. El movimiento de tu pecho de tu vientre y como puedes ir ralentizando esa respiración haciéndola más lenta y pausada para relajar el cuerpo y aquietar la mente .

Relaja la Columna 

Prácticar ejercicios suaves para aumentar la movilidad de la espalda, serenar el pensamiento y tomar conciencia de la postura corrigiendo posibles vicios. Puedes hacer alguna clase mía subida a Youtube o preguntarme por privado y te aconsejaré ejercicios y posturas para ello, según tu condición física.

Actívate con la respiración
¿Sabías que la respiración puede activarte más que el café?
Respirar con ritmo y orden te ayudará a oxigenar el cerebro y te pondrá las pilas con energía de la buena.
Además, aprender a respirar aumenta la capacidad pulmonar y es tu herramienta natural contra la ansiedad.

Haz la respiración de fuego o Kaphalabhati . Inhala y exhala por la nariz… La inhalación sale sola sin ponerle intención, pero en la exhalación tenemos que hacerlo haciendo que el aire salga de forma brusca y rápida de nuestros pulmones. Nos ayuda la acción del abdomen empujando hacia dentro el ombligo para que el diafragma empuje todo el aire fuera de un impulso.( envíame un mensaje y te explico si no te queda claro).
Y después Surya Bedhana o respiración solar. Inhala por la fosa nasal derecha , tapa las dos unos segundos, exhala por la izquierda. Repite esto por 2 minutos.
Después cambia el orden de las fosas nasales. Inhala por la izquierda, retención y exhala por la derecha ( respiración lunar o chandra Bedhana). otros 2 minutos.
Termina haciendo 3 respiraciones profundas para terminar y ya tienes energía a la vez que serenidad para afrontar el día 💪🤸🏻‍♀️🏃

Si tienes dudas pregúntame AQUI

NAMASTE 🙏🏻💕🍀😄

Paloma Casado, profesora de yoga y meditación, abril 2020

Tomar decisiones con enfoque y presencia desde el amor

meditación con corazón

Hay 3 modos de tomar decisiones o de ver las cosas, dependiendo desde dónde enfocamos y movemos la energía;

Si la energía está muy presente al nivel de la cabeza, la decisión va a venir de la mente racional, y va a ser condicionada por todas las tendencias pasadas/ los conocimientos almacenados en el cerebro. Las decisiones que tomamos aquí sirven para encontrar respuestas en situaciones muy concretas y relacionadas con el aspecto mas “técnico” de la vida.
Nuestra sociedad presente, erroneamente toma todas las decisiones desde este espacio y la respuesta externa lo podemos ver en la situacion actual.

Si manejamos el mover la energía desde la zona del vientre, la mente racional se calla y vamos a actuar desde el presente; porque este espacio energético se relaciona mucho con el instinto de superviviencia, si hay que tomar decisiones vitales, importantes y inmediatas, es un buen espacio para hacerlo. Podemos verlo en la sociedad tribal cuando pensamos en esta forma de actuar; todo fluye según las leyes de la naturaleza.

Si movemos la energía al nivel del pecho/corazón, estaremos en la zona del amor; las decisiones que vamos a tomar allí son las mejores, no solo para nosotros sino al nivel global, y serán muy importantes al nivel del bienestar universal. Los grandes maestros y la sociedad en sus épocas de máximo florecimiento manifiestan plenamente esta tendencia de manejar la vida.

Considero que es imprescindible aprender a trabajar con la energía, y aprender de los grandes maestros; de no actuar desde el miedo, o simplemente desde la tecnicidad funcional, sino desde el espacio de la bondad, sabiduría y grandeza humana…
AMOR 🧡💛💚
Cuando meditemos llevemos atención desde el abdomen al pecho al inhalar y desde el pecho al abdomen al exhalar visualizando un flujo de energía luminoso que nos recorre. Opcional es colocar una mano en el pecho y otra en el vientre.
Namaste 🍀💕🙏🏻

Paloma casado, profesora de yoga y meditación. Abril 2020


#yogatorrevieja #yogatorrevieja #yogaenespaña #meditacion #meditation #energiapositiva #energy #energia #amor #corazon #chakras #visualizacion #reflexiones #relajacion #anahata #swadisthana #manipura #love #planetatierra #naturaleza